Microbiota y salud mental: el vínculo entre depresión y disbiosis intestinal - Microbiota Care
Teléfono

+337-751-7890

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

De lunes a viernes: de 7.00 a 19.00 horas

Un estudio revela la relación entre la microbiota intestinal y la salud mental

Un reciente estudio realizado por investigadores del Inserm, el Instituto Pasteur y el CNRS ha revelado un sorprendente vínculo entre la depresión y la disbiosis intestinal. Esta innovadora investigación ha puesto de relieve el papel crucial del nervio vago en este complejo proceso.

Impacto de las anomalías en la composición de la microbiota en la depresión

La microbiota intestinal, formada por miles de millones de microorganismos que viven en nuestro tracto digestivo, desempeña un papel esencial en nuestra salud general. Estudios anteriores ya han sugerido una relación entre el desequilibrio de la microbiota (disbiosis) y trastornos psiquiátricos como la depresión.

Los investigadores han descubierto que las anomalías en la composición de la microbiota pueden influir directamente en el estado mental de un individuo. De hecho, ciertas bacterias presentes en el intestino producen neurotransmisores que afectan a la función cerebral y pueden contribuir al desarrollo de síntomas depresivos. Estos neurotransmisores incluyen :

  • Serotonina: interviene en la regulación del estado de ánimo, a menudo se la denomina "hormona de la felicidad".
  • Dopamina: interviene en los mecanismos de recompensa y motivación.
  • GABA (ácido gamma-aminobutírico): neurotransmisor inhibidor que interviene en la reducción de la excitabilidad neuronal y el control del estrés.
Véase también:  Microbiota y eczema: comprender el vínculo para mejorar el tratamiento

Transferencia de flora intestinal: un experimento convincente

Como parte de su estudio, los investigadores realizaron experimentos con ratones para comprender mejor la relación entre la microbiota intestinal y la salud mental. Transfirieron flora intestinal de individuos que sufrían depresión a ratones sanos.

Observaron que los ratones a los que se administraba esta flora específica desarrollaban rápidamente síntomas depresivos, lo que confirmaba la influencia directa de la microbiota en el estado mental. Sin embargo, hicieron un descubrimiento importante cuando cortaron el nervio vago en estos ratones antes de la transferencia: los síntomas depresivos no se desarrollaron a pesar de la presencia de la nueva microbiota.

Esta observación sugiere que el nervio vago, que conecta el intestino con el cerebro, podría desempeñar un papel central en la transmisión de señales entre la microbiota intestinal y nuestro sistema nervioso central. En consecuencia, parece ser un objetivo potencial para el tratamiento de trastornos psiquiátricos relacionados con la disbiosis intestinal.

Posibles implicaciones terapéuticas

Este descubrimiento abre prometedoras implicaciones terapéuticas para tratar trastornos mentales como la depresión. Si se actúa específicamente sobre el nervio vago o se modulan determinadas actividades biológicas clave relacionadas con la microbiota intestinal, podría mejorarse significativamente el estado mental de los pacientes que sufren estas afecciones. Las posibles estrategias podrían incluir:

  • Estimulación eléctrica del nervio vago: una técnica que ya se utiliza para tratar ciertos casos de epilepsia y depresión resistentes al tratamiento farmacológico.
  • El uso de probióticos y prebióticos para promover un equilibrio saludable en la microbiota intestinal.
  • El uso de bacterioterapia fecal (trasplante de materia fecal) para restablecer una microbiota sana en individuos con disbiosis intestinal grave.
Véase también:  Microbiota y sobrepeso: el papel crucial de la flora intestinal en el aumento de peso

Referencia :

  • Eleni Siopi et al, "Stress-induced gut-microbiota-brain axis dysfunction in the pathogenesis of depression", Journal of Experimental Medicine, 2021.

Así pues, este estudio pionero subraya la importancia crucial de la microbiota intestinal en nuestro bienestar mental y pone de relieve un nuevo campo de exploración para el tratamiento eficaz de los trastornos psiquiátricos. Los futuros avances en este campo podrían revolucionar nuestros enfoques terapéuticos actuales, ofreciendo a los pacientes que sufren depresión soluciones nuevas, más específicas y personalizadas. Sin embargo, es importante señalar que se necesita más investigación para perfeccionar estos enfoques y comprender mejor los mecanismos implicados en la comunicación entre la microbiota intestinal y nuestro cerebro.

Artículos recomendados

es_ESSpanish